Toldos: tipos y características


Los toldos plegables se suelen utilizar para los patios, las terrazas jardines, ventanales, para cerramientos de galerías o quinchos se utilizan los transparentes y se realizan en una tela cristalina, los que se realizan en tela opaca son esencialmente para cubrirse del sol y/o la lluvia. Existen toldos que son para cubrirse del sol y otros para lluvia, además de una variedad de modelos de toldos plegables o enrollables. A cada modelo se le puede dar una funcionalidad diferente y también uno determinado puede servir para varias funciones, también para cubrir techos de vidrio, incluso para aumentar la eficiencia del aire acondicionado, al aislar los tejados del calor directo del sol. Todos los toldos se realizan a medida (no hay dimensiones definidas) y según el modelo de toldo de acuerdo al ancho existe una limitación en la saliente.

Toda la información:

Tipos

  • Toldo de brazos invisibles: sistema de brazos articulados plegables con resortes y cadenas de acero en el interior de sus brazos que al extender o enrollar mantiene la lona tensada, se realiza con caño enrollador galvanizado estriado (preparado para adicionar motorización en el futuro) y frente de caño a la vista en aluminio pintado epoxi. La lona a utilizar en este modelo de toldo, puede ser vinílica, acrílica o tela microperforada. Con un juego de brazos se pueden elaborar cubiertas hasta un ancho de 6 m, con salida o pendiente máxima de hasta 4,1 m. Este sistema permite construirlos en un solo tramo de hasta 15 m de ancho. El accionamiento se puede ejecutar a manivela (manual) o en forma motorizada mediante un motor tubular que se inserta dentro del tubo de enrolle.
  • Toldo de brazos laterales pivotantes: tiene estructura realizada íntegramente en aluminio pintado (lacado en horno) y tornillería interior de acero inoxidable, cuenta con caño enrollador, galvanizado estriado, (preparado para adicionar motorización en el futuro) y frente de caño a la vista en aluminio pintado epoxi. La lona a utilizar en este modelo puede ser vinílica, acrílica o tela microperforada, con ancho aconsejable máximo en un tramo de aproximadamente 5 m, y saliente de brazos desde 0,6 a 1,8 m y el accionamiento puede ser ejecutado con manivela (manual), o en forma motorizada mediante un motor tubular que se inserte dentro del tubo de enrolle.
  • Toldo vertical enrollable: es un toldo que desenrolla, cae tipo telón y se sujeta en el piso mediante pitón y mosquetones, consta de caño enrollador galvanizado estriado y frente de caño a la vista en aluminio pintado epoxi. La lona a utilizar en este modelo de toldo puede ser vinílica, acrílica, tela microperforada o tela cristal transparente, con ancho máximo en un tramo de hasta 6 m y alto de 4,5 m. El accionamiento se ejecuta a manivela (manual), enrollable automático (mediante resorte interno dentro del tubo de enrolle) o en forma motorizada, con guías laterales opcionales).
  • Toldo romano: es de tela plegable con varilla interna. Se trata de un toldo plano que cuenta con argollas en la parte superior que deslizan por guías laterales de cable de acero y se acciona por medio de roldanas y sogas. Este modelo de toldo solo sirve para sol, no es válido para ser utilizado para la lluvia. La lona para utilizar aconsejable es la acrílica o tela microperforada.
  • Capotas: existe la versión fija y la versión abatible, se forman mediante una estructura de aluminio con varias articulaciones.
  • Vela tensada: está a medio camino entre la arquitectura textil y el clásico toldo. Son sistemas de sombra fijos creados con un cableado interior, fijaciones y herrajes, a elementos existentes o creando nuevos para las asegurar las fijaciones. Son conocidas las versiones de tres y cuatro puntas, pero pueden combinarse para formar distintos diseños. De PVC o con tejido técnico, permiten sombrear grandes superficies combinando varias velas.